¿Cómo desarrollar un chatbot inteligente?

Por Luiggi Santa Maria - hace 3 semanas

Sección: Tech


 

La IA le da poder al servicio de los chatbots para aprender de las conversaciones y encargarse de cualquier situación que surja. Cuando estos se trasladan a territorios complejos, incrementar su coeficiente intelectual resulta cada vez más difícil. Entonces, ¿cómo podemos crear chatbots inteligentes para atraer usuarios y mejorar la imagen de una marca?

¿El chatbot sabe qué desea el usuario?

 

Un chatbot es inteligente cuando tiene conocimiento de las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, veamos el caso de un live chatbot que ayuda a un usuario a reservar una habitación en un hotel. 

 

La persona le informa al chatbot la fecha en que desea realizar su reservación. Todo va bien hasta que el usuario pregunta lo siguiente: ¿quedan habitaciones premium disponibles?. Ahora, el chatbot con IA debe comprender esta necesidad específica del usuario para brindar una respuesta pertinente. 

 

Un chatbot inteligente entenderá y aprenderá los matices lingüísticos para brindar una respuesta convincente. En el futuro, todos los bots contarán con inteligencia artificial y sabrán lo que deseamos antes de solicitarlo. 

 

Un chat con IA se basa en la capacidad humana de autoaprender y adquirir información de manera eficiente. Por eso, es imprescindible que el chatbot encuentre sentido a las expresiones del lenguaje natural. Existen muchas herramientas como IBM Watson, Api.ai y Wit.ai para incorporar la capacidiad de comprender el lenguaje natural a un chatbot.

¿El chatbot es un promotor del aprendizaje?

 

Si un servicio de chat automático es inteligente, entonces aprender es uno de sus rasgos distintivos. Un chatbot inteligente aprende conversaciones todo el tiempo para mejorar su rendimiento. 

 

Los algoritmos de aprendizaje automático (ML) y los supervisores humanos permiten que un chatbot aprenda. Las técnicas ML como el refuerzo del aprendizaje supervisado y los métodos sin supervisión pueden utilizarse para garantizar que un chatbot con IA se convierta en un buen aprendiz.

 

La habilidad de aprender es un factor importante para crear un chatbot inteligente. Con redes neuronales y un aprendizaje profundo, los chatbots pueden aprender sin problemas. El aprendizaje es fundamental para garantizar que un bot reconozca patrones de los datos que recibe y responda a las peticiones de los usuarios de la manera más adecuada.

¿El chatbot sabe cómo cumplir las solicitudes de los usuarios?

 

Un chatbot se desarrolla principalmente para atender las necesidades de los usuarios. Es fundamental que el bot planee cómo realizar la tarea solicitada. Este responde a la petición del usuario aprendiendo de la conversación y de la solicitud. 

 

El progreso que se da de la solicitud de un usuario a otra requiere planificación hasta el cumplimiento de la tarea. Con respecto a las tareas complejas, los chatbots deben identificar las secuencias de acción para cumplir con el objetivo principal del usuario. 

 

La planificación es una secuencia de acciones que constituyen conversaciones e incluyen reconocimiento, preguntas e información. Un chatbot se volverá cada vez más inteligente, a medida que aprenda de las conversaciones con los usuarios. 

¿Cómo determinar si un chatbot es inteligente?

 

El chat robot con IA tiene la habilidad de fijar un objetivo y trabajar de forma autónoma para lograrlo. Esto es más fácil de decir que de hacer, ya que identificar un objetivo para una situación específica es un obstáculo de por sí. 

 

En este sentido, el chatbot se adhiere a un proceso de tres pasos para cumplir con el objetivo. El ciclo de sentir, pensar y actuar puede definir la inteligencia de un chatbot. Un bot con IA pasa por este ciclo para progresar y lograr metas preestablecidas de manera autónoma.

Habilidad para sentir

 

Para un chatbot con IA, captar información de su entorno es un requisito previo para obtener la información solicitada con el fin de cumplir una tarea. Asimismo, le resulta más sencillo escuchar lo que dice el usuario que comprender lo que desea expresar. 

 

Por ejemplo, imaginemos que quieres crear un robot. Es un desafío infundirle poderes sensoriales porque debes incorporarle los sensores más modernos.

Habilidad para pensar

 

En pocas palabras, un chatbot debe pensar qué hacer cuando un usuario requiere algo. El chatbot debe convertir la información recibida en un formato que resulte comprensible y almacenarla en una base de datos. Un chatbot con inteligencia artificial toma una decisión utilizando el conocimiento que ya posee y aquel que adquiere de forma continua.

 

Basado en esta decisión, el chatbot toma medidas para lograr metas preestablecidas. De igual forma, utiliza redes neuronales en el aprendizaje automático para pensar y actúa dependiendo de la solicitud del usuario. 

 

La base de conocimiento influencia su habilidad para aprender desde las conversaciones antiguas con los usuarios. Veamos el caso de Siri y Google: su inteligencia se debe al conocimiento que almacenan de manera interna. Esta base de conocimiento ayuda a aprender de forma más rápida identificando información relevante y ofreciendo una respuesta pertinente.

Habilidad para actuar

 

En esta etapa, el chatbot sabe qué medida debe tomar para responder ante la solicitud del usuario. Ahora, tiene que actuar. Este debe tipear la respuesta a una solicitud específica realizada por una persona. Tipear una oración es relativamente sencillo para un chatbot, a diferencia de responder a través de sus capacidades de audio y video. 

 

Los servicios de chats web nos facilitan la vida. Son una manera nueva y natural de interactuar con los usuarios. Para optimizar la experiencia con los chatbots, estos deben ser inteligentes. ¡Ahora ya sabes cómo desarrollar bots inteligentes para impulsar tu marca y mejorar tus procesos!

Autor del artículo

Luiggi Santa Maria

Luiggi Santa María es CEO de Staff Creativa, Agencia Digital en Lima, Perú. Tiene más de 10 años de experiencia desarrollando soluciones web y móviles para empresas de diferentes rubros.

Comentarios